Categorías
Sé feliz Sé luz Sé tú

¡Así son las revelaciones del universo!

Todo en nuestra vida llega como una revelación, hay mensajes en los sueños, en las calles, en las  canciones, cuando alguien entabla una conversación contigo, entre otras. Existen muchas  formas para que el universo nos envíe sus señales para hacernos despertar. Yo, por ejemplo, recibo mucha información a través de lecturas, vídeos y cuando estoy en oración.

Mensaje de la semana.gif

Te cuento una anécdota. El 3 de septiembre, de este año, me sentí angustiada porque veía que estaba trabajando fuertemente en mí, pero no obtenía los resultados que quería. Empecé a orar y a contarle a Dios como me estaba sintiendo y recibí este mensaje que iluminó mi vida. (No te lo cuento para vanagloriarme —la gloria siempre es para Dios—, solo para que te des cuenta que hay un ser superior que te ama y está esperando que lo busques para darte la guía que te permitirá caminar segura y confiada en la tierra).

“Deja de creer que como has vivido hasta el día de hoy es la forma de vivir como una hija de Dios. Tú fuiste creada a mi imagen y semejanza; tú eres poderosa, yo camino a tu lado. ¿A qué le temes? si yo te cargo en mis brazos, te sostengo, te llevo de la mano, peleo tus batallas. Creé en mí que nunca te he abandonado ni lo haré. 

Ya te perdoné y hoy te recibo con un beso y con amor. ¡Eres nueva criatura! Te usaré para mostrar mi grandeza.

Eres un instrumento de mi amor. Tienes todo lo que yo tengo: abundancia, amor, paz en el corazón, poder, riqueza, bondad, humildad. ¡Tienes todos los dones y frutos del espíritu santo!

Yo soy un gigante ilimitado, infinito, creador del universo, majestuoso, poderoso, más grande que cualquier cosa en todo el mundo, mi grandeza no cabe en tu mente ni en tu corazón. ¿Te atreves a dudar que puedo hacer cualquier cosa en ti, en tu vida? Te amo hija.”

Ha sido lo más increíble que me ha pasado en 21 años, fue una revelación fuerte, pero ahora camino segura porque reconozco que a mi lado está un poderoso gigante, que me escucha, que todo lo puede y que me reconoce como su hija.

Con esto me gustaría que te dieras cuenta que tú también eres escogida por el simple hecho de estar en la tierra, que Dios puso en tu corazón desde que naciste todo lo que necesitabas para vivir a plenitud, basta con aceptarlo, agradecerlo y disfrutar de las maravillas que Él te ha dado.

Dios está para ti y para mí, nos ama más de lo que podamos imaginar.

RECUERDA: nadie puede robarte lo que Dios ya te dio. ¡Corre por tu bendición!

Hellen.

PD: me disculpo por no hacer la entrada el domingo, estuve un poco atareada y se me hizo imposible.

Por otro lado, les cuento que me senté a escribir sobre el tema que correspondía: servir, y todo me llevó a contarles esta anécdota, espero mueva las fibras de alguna de ustedes y sea de mucha ayuda para sus vidas. ¡Gracias por leer el blog! (Siempre seguir las señales del universo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s